Matias

Matias

COTIDIANAS


                                    ULTIMA ESCENA CON PAPA

 
Saco un cuaderno y una lapicera. Comienzo a escribir mientras Papá duerme.

Vos atajando mi pelotazo en una carpa de Punta Mogotes mientras me contás hazañas de Lev Yashin, aquel arquero al que apodaban “la araña negra” y que jugaba para la unión soviética… La única tarde en que te metiste al mar y se desató aquella tormenta... El órgano que tocabas cada noche cuando llegabas de Monte Buey… Los petardos de fin de año y tu cara aterrada cuando hicimos estallar la sala grande de casa en una imprudencia de juventud...

La filmadora al hombro que sostenías cada domingo mientras yo jugaba al fútbol en Centenario… El cafecito a la mañana de Piturro… El del mediodía en la sede del club… A la tarde de Bet…

El whisquicito en tu casa después de una cena de sábado... La banana con pan de postre… El sambayon caliente que pedíamos en la parrilla Don Pepe, el sambayon conjunto musical que formamos en los 90, y el sambayon con chocolate que era siempre un helado de Hugo…

Las Anécdotas repetidas que tenían su encanto por los nuevos agregados de cada vez… El tío Juan Carlos creyendo escuchar al crupier del casino de Mar del Plata cantar el número 99... Tu cábala de jugarle al 13 en la ruleta un segundo antes de que el crupier diga “no va más”…

Las cenas de la abuela Marieta, donde fingíamos que estábamos satisfechos porque la abuela en sus últimos años calculaba mal la comida y no queríamos que se diera cuenta…   

Tu cigarrillo en la boca y el anterior todavía encendido en el cenicero... Tus correcciones en mis primeros cuentos…Tu apoyo para que me equivoque las veces que quiera…

El unipersonal que escribiste para Juan Cruz… La música que me pediste para tus letras…Tu orgullo por la forma de cantar de Mara…Tu voz entusiasmada al teléfono cuando te conté que mi obra Bajo Terapia había quedado seleccionada en el concurso Contar…

Tu cara emocionada cuando te hicimos el cumpleaños sorpresa a los 60…

Tus días de pocas pulgas... Tus noches de entusiasmo en el teatro… Tus pasiones que contagiaban las mías… Las horas que pasabas renegando con alguna escenografía... Fuiste, sos y serás el director que más amé en la vida…

PAPA: ¿Qué estás escribiendo?

YO: Recuerdos de nuestros momentos. Pero no sé, hay muchos. Traté de poner los que se me vinieron a la cabeza…

PAPA: Dejamelo que después lo leo.

YO: Ok…

Dejo  el escrito en la mesita de luz. Amago a decirle algunas palabras pero me arrepiento. Quisiera decirle que lo voy a extrañar.Que el estreno de Chidfree no va a ser igual si él no está en la platea. Pero a Papá no le gustan las despedidas melodramáticas. Prefiere el humor. Entonces sonrío y lo despido con uno de sus apodos.

YO: Chau flequillo…

Papá prende la luz del velador. Pone el aire acondicionado en 19. Coloca el cenicero a su lado. Se sienta con la espalda apoyada al respaldar de la cama, prende un particular, da la primera pitada al cigarrillo y comienza a leer nuestra última escena.

TELON                                

 

16 comentarios:

franco Busignani dijo...

Gracias Matías! Un fuerte Abrazo!

Anónimo dijo...

Bellísimo y emocionante! Siempre en mi corazón. Se los quiere mucho! Beso grande!

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kristal Piatti dijo...

qué lindo Mati, llegan muy profundo tus palabras, se lo va a extrañar! gracias por compartir! <3

Lili Trebotich dijo...

Hermosas palabras que reflejan tu dolor expresado de una manera que "no duela", tu padre vivió como él mismo eligió cada día, y creo que se fue cuando lo quiso. Sabés que el duelo tiene varias etapas, y una a una las irás superando, pero... es inevitable extrañarlo en los momentos puntuales de tu vida. Te abrazo desde mi corazón a vos y a toda tu familia.

Fabio SetteRos dijo...

Guau...me hiciste lagrimear y sonreir al mismo tiempo. Un contenedor abrazo !!! Fabio.

Anónimo dijo...

Cuanta alegría y tristeza, toda junta. Seguramente un gran director! Y si! ....te vamos a extrañar Osvald querido!

Anónimo dijo...

Ese era Osvaldo.. Lo voy a extrañar muchísimo.. Un fuerte abrazo shirly

Silvia Brugnoni dijo...

Un escritoraxo. El seguirá desde algun lugar influenciando tus creaciones. Porque te crío, te marcó y te amó. Un abrazo Matias

Fabio Cabrera dijo...

Te abrazo fuerte Matias y a tu familia!! Fue un placer haber estado en un escenario con ustedes!! y si un grande tu viejo! Fabio

Anónimo dijo...

Fuerzas Matias!!! no te olvides que el día del estrno de próxima obra, va a estar ahí, MAS QUE NUNCA. Nilda

Anónimo dijo...

Hermoso mati! Me hiciste llorar... así fue y así permanecerá vivo en nuestros recuerdos... así, tan particular. Abrazo enorme bestia!

Mara Del Federico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mara Del Federico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mara Del Federico dijo...

Hermoso hermano del alma...simple, puro y lleno de amor. Un recuerdo: allá por el Mundial 90 teníamos el álbum de figuritas. El repartía un montoncito de paquetitos para cada uno y una vez que las abríamos a todos se hacía el que buscaba en otros bolsillos y sacaba más y más...siempre espera con la misma sorpresa como si no hubiera pasado la noche anterior que tenga algún paquetito más en algún bolsillo. Y por acá debe andar ese album. Abrazos para los dos

gabriela coppari dijo...

Que te puedo decir que miro a cada rato hacia su patio esperando escuchar el portón, su auto o de sentir el olor de sus cigarrillos y que me diga con su vos ronca cuidame la casa vecina cuando se iba a ver tus obras. No te imaginas su luz cuando vino a casa a contarme lo de tu libro, lo de tu obra o cuando se enteraba de que iba a ser abuelo nuevamente entre otras noticias, estallaba de felicidad y con esa felicidad lo voy a recordar. Lo extraño mucho.