Matias

Matias

HINCHA PELOTAS


                RELATO VIOLENTO

 
Entra papá y ahora sí, arranca el encuentro…

Mamá comienza por la derecha, autoritaria, previsible, ya lo saben queridos oyentes, mamá exigirá respuestas… “¿Dónde estuviste?” pregunta, pero papá se hace el sordo y sigue sacándose la campera con esfuerzo…siempre le cuesta, no es fácil acertarle al perchero... lamentable el estado físico de papá, hay que decirlo...“Te hice una pregunta, Alberto”...Mamá insiste por el mismo carril como un wing derecho tozudo... “¡Qué mierda te importa dónde estuve!”…Siempre lo mismo Papá, juego ofensivo, la mejor defensa es el ataque…Así juega papá, así jugó siempre queridos amigos, lo sabemos muy bien, cuando viene entonado, no hay con qué darle, papá ataca, con dificultad, tambaleante, pero ataca y mamá va a jugar al achique, estoy seguro señores oyentes, mamá es menotista... ya lo verán

“¡A mí me hablás bien, Alberto!”… ¡Epa!!! Mamá cambió de estrategia... Parece dispuesta a vender cara la derrota...A este relator le gusta esa actitud...Dar batalla... Así se juega mamá...

“Te hablo como se me da la gana. ¿Qué hay de comer?”...  Papá pasa la pelota hacia el otro terreno... “Nada hasta que no me contestes dónde estuviste”… Mamá rechaza e inicia un contragolpe… “No me jodas Emilia. Vengo del trabajo y quiero comer tranquilo”… Papá avanza algo dubitativo… ¿mamá aprovechara la oportunidad?... “Hace dos horas que te estamos esperando. Podrías haber avisado que llegabas tarde.”… Dice mamá con el medio campo presionando bien  arriba… “No tuve tiempo de avisar. Se me pasó. ¿Puedo tener un rato de paz en mi casa y comer tranquilo, o me vas a romper las pelotas toda la noche?... Papá retoma su actitud, con el cuchillo entre los dientes, la estrategia del cholo Simeone, la actitud del chicho Serna… “Yo tampoco tuve tiempo de cocinar. Hacete algo vos, yo me voy a acostar”…uy, uy, uy, jugada magistral de mamá...Pisó la pelota...Se la mostró a papá, y salió para el otro lado...Una delicia lo que acaba de hacer mamá, señores oyentes...Créanme que esto no se ve todo los días en este estadio...Estamos en presencia de un partido que puede ser memorable...

“Me cocino yo, ¿Cuál es el problema? ¿O te crees que soy inservible? … Papá intenta demostrar que él también puede jugar con pelota dominada...“¿Dónde estuviste?”… Retoma el ataque mamáPuro vértigo este partido, señoras y señores...“¿Tenés ganas de pelear? Después no te quejes”…Papá demuestra flaquezas en su defensa...Hoy es el día de pasar al frente mamá...“Es una simple pregunta, Alberto”… Mamá controla el balón y se prepara para dar un ataque… “Me fui un rato a tomar una copas de un amigo, ¿Cuál es tu problema? ¿No tengo derecho a distraerme un poco yo? Me paso todo el día en esa oficina de mierda”… Papá intenta controlar el juego nuevamente… “Lo único que te pido es que me avises dónde estás o al menos a qué hora vas a venir. No te pido mucho”… el partido se está jugando en el medio del campo, quien gane ese terreno puede ser decisivo para el encuentro...“Es la última vez que te lo digo, Emilia, no me jodas porque no estoy de humor”… No hay dudas señores, papá está incómodo con la forma de jugar de mamá...

“Sos un egoísta. Solo te preocupas por vos, nosotros también existimos sabés.”… Mamá apura al rival, pide respeto… “Emilia se me acaba la paciencia”… Papá casi se cae de la silla, no hay seguridad en su defensa...Mamá puede ponerse en ventaja... “¡Me importa un carajo tu paciencia!  ¡¿Te acordaste que hoy era mi cumpleaños?! Por supuesto que no, estabas muy ocupado en la oficina y después emborrachándote con tus amigos.  ¿Sabes una cosa? Hubo un hombre que sí se acordó que cumplo los años y me mandó un mensaje.”…Está al caer, señores, papá no puede salir de su campo...

“¿Quién te mandó un mensaje, Emilia?”…Intenta una reacción papá pero mamá no le da tiempo y se apodera del balón  “Desde que terminé con Francisco, jamás se olvidó de saludarme para mi cumpleaños y hace veinte años que rompí con él. ¿Y todo para qué? para estar con vos…  ¡Qué estúpida que fui!”… Momento tenso, amigos y amigas…El partido está para el infarto

“¡¿Ese pelotudo te sigue mandando mensajes?! … Papá intenta… “Ese pelotudo por lo menos tiene memoria”…Mamá retruca rápido y… “Yo le voy a enseñar a no meterse con lo que no le conviene”… No me dan tiempo a relatar queridos oyentes, el partido se puso áspero… “Si le hubiese hecho caso a mi madre. Qué tonta fui.”… “¿Hacerle caso con qué? Hablá Emilia, pero tene cuidado con lo que vas a decir”… “Francisco era un hombre dulce. Se preocupaba por mí. Hubiese sido un gran padre y un excelente marido. ¿Por qué lo dejé?”… “Jajaja, no me hagas reír Emilia. Era un muerto de hambre y un mujeriego. Vos misma lo dijiste.”… “Por lo menos sabía tratar a una mujer”… “¿Qué dijiste? ¡Hablá fuerte carajo!”… “¡Dije que sabía tratar a una mujer! No como vos, que ni siquiera te acordas del cumpleaños de tu esposa. Ni venís a casa a comer con tu hijo. Te emborrachas, nos insultas, ¡¿Quién te pensas que sos?! ¡No te aguanto más Alberto! ¡Quiero que te vayas de esta casa y no vuelvas nunca más!”...

¡Goooooooolpeeeee de papá!!! ¡Un cachetazo certero que impactó sobre el desprevenido cachete de mamá y la cosa está ahora sí…1 a o cero en favor de la visita!!!...Ratisalid gel calma el dolor...

“Cortala pendejo”... dice papá y me hace una seña amenazanteNo se la agarren con este humilde servidor...siempre lo mismo...si no es el árbitro es el relator... las escusas de siempre queridos oyentes...épocas jodidas para el deporte familiar...No embarren la cancha...No ensucien el juego...La hijos no se manchan, no lo olviden...“¡Dejá de relatar o cobras vos!”… Ya lo escucharon, así es papá cuando su juego se queda sin argumentos... “Dejalo tranquilo al nene”…Por eso nos gusta el juego de mamá, amigos y amigas, siempre defendiendo a la familia futbolera...Jugando con honor...No achicándose ante el juego brusco... “¿Ahora lo vas a defender?, tiene dieciocho años y no hace nada, rompe las pelotas relatando boludeces nomás”… Lanza una bola envenenada, papá…se la agarra con los de afuera cuando no tiene excusas... Los de afuera son de palo... No lo olvides papá... “¿Y vos qué haces? ¿En qué contribuís en esta familia? Yo también trabajo. Y me ocupo de la casa y de mi hijo, ¿qué haces vos?”…Ataja mamá, no se come el amague…Muy bien mamá... A esta altura no hace falta que este relator diga qué equipo juega mejor... Aunque vaya perdiendo un golpe a cero...

“¿Queres cobrar otra vez? Decime, ¿eso queres?”… Papá juega cobardemente... Se olvida del Fairplay... ¿Qué hará mamá ante este ataque desleal de su oponente?... “Voy a hacer lo que tendría que haber hecho hace muchos años”… Mamá juega a la intriga y sale del campo de juego... Va hasta el vestuario ante la mirada sorprendida de papá que no sabe si terminó el primer tiempo o se acabó el partido

“¿A dónde vas con eso?”...Dice papá al ver que su rival amenaza con abandonar el estadio... “Me voy de mi hermana. Vos Franco ya sos grande, si queres quedarte con tu padre es tu decisión. Pero tenés espacio de tu tía por si queres venir conmigo”…

 
Nos vamos queridos oyentes... Esto fue todo por hoy... Vemos, en un último pantallazo del estadio, a papá sirviéndose un whisky... Saboreando su propia derrota... Quién sabe si volveremos a presenciar otro clásico como el de esta noche...  La puerta del estadio se cierra y con mamá nos mudamos de liga... Partimos hacia otros campeonatos…Hacia nuevos retos... Aunque en la vida, como en el futbol, ya lo sabemos queridos oyentes... Nunca está dicha la última palabra.

No hay comentarios.: